You are here
shutterstock_102697079.jpg

Puntos fuertes y débiles de las herramientas

Los avances en las tecnologías de la información y el uso de Internet están propiciando el desarrollo de una serie de herramientas interactivas que ayudan a evaluar los riesgos laborales. Habida cuenta de las dificultades a las que se enfrentan las microempresas y pequeñas empresas en la prevención de los riesgos laborales, la EU-OSHA se ha centrado en las oportunidades que ofrecen estas nuevas tecnologías para ayudar a este tipo de empresas en sus esfuerzos para prevenir los riesgos.

A continuación se examinan los principales factores impulsores y obstáculos para OiRA (o cualquier herramienta de evaluación de riesgos interactiva).

Factores impulsores para OiRA

  • Una nueva generación de herramientas de evaluación de riesgos: acceso fácil, facilidad de uso, gratuidad para los usuarios finales

Para cualquier proyecto o plan dirigido a las MyPE es importante que esté adaptado a sus necesidades y que no sea ni muy complicado ni muy caro (a ser posible, gratuito). Se realizan esfuerzos constantes para facilitar el acceso a herramientas OiRA de sectores específicos, para garantizar su facilidad de uso y mantener su sencillez. El objetivo es permitir que las MyPE que nunca han evaluado riesgos, o no lo han hecho de forma sistemática y estructurada, puedan dar los primeros pasos en esta materia. Acceso fácil, uso fácil y gratuidad son condiciones esenciales para el éxito de las herramientas OiRA.

  • Difusión a través de Internet

Las herramientas OiRA pueden difundirse a un número muy elevado de empresas sin necesidad de gestionar los costes y las limitaciones asociadas a la impresión y el envío de documentos en papel.

  • Contenido en evolución

El contenido de OiRA puede modificarse de manera fácil e inmediata de modo que refleje los cambios de legislación o el desarrollo de nuevos ejemplos de buenas prácticas, nuevos procesos, etc., lo que garantiza que las herramientas estén siempre actualizadas.

El contenido de las herramientas puede adaptarse asimismo a diferentes usuarios finales. Los desarrolladores de una herramienta de OiRA pueden decidir concentrarse inicialmente en los riesgos principales de un sector, e ir añadiendo otros módulos e información nueva paulatinamente. El contenido de la herramienta puede hacerse más exhaustivo a lo largo de los años mediante actualizaciones periódicas.

  • Dimensión didáctica

Navegación intuitiva, contenidos educativos, capacidad para trabajar al ritmo que desee el usuario e interrupción del trabajo gracias a sistemas de copiado de seguridad: estas funciones de OiRA permiten a los usuarios recibir orientaciones paso a paso en su trabajo.

OiRA propone un enfoque en varios pasos, desde la identificación de los riesgos a una evaluación documentada de los mismos. Los usuarios finales, que pueden no haber realizado nunca una evaluación de riesgos, son guiados a través del proceso, desde el primer paso (identificación de riesgos) hasta el último (elaboración de un plan de acción/generación de una evaluación de riesgos documentada).

Las herramientas OiRA pueden utilizarse también para:

    • aumentar el conocimiento y la información (p. ej., mostrando los riesgos específicos de un sector o cómo realizar una evaluación de riesgos)

    • impartir formación, en particular, formación profesional; se puede mostrar a los futuros profesionales (peluqueros, conductores de camión, panaderos, etc.) los principales riesgos que presenta su sector y el modo de realizar una evaluación de riesgos accediendo a la herramienta pertinente y recorriendo los distintos módulos y pasos.

Las herramientas OiRA alientan y capacitan a las MyPE para que gestionen la SST internamente o de una manera más autónoma. Asimismo ponen de manifiesto la necesidad de consultar a un profesional de la SST cuando no hay suficiente capacidad a escala interna de abordar un riesgo específico o un problema de SST adecuadamente.

  • Plataforma para acceder a otras fuentes de información

Las herramientas OiRA son también una plataforma que ofrece a los usuarios finales un acceso fácil, mediante enlaces, vídeos y fotografías, a una gama completa de información y documentación, entre otras:

    • legislación

    • orientaciones

    • ejemplos de buenas prácticas

    • hojas de datos, folletos e informes

  • Posibilidad de supervisar el uso de estas herramientas

El hecho de que estas herramientas se faciliten en línea permite realizar un seguimiento estadístico de su uso. Por razones de protección de datos y como consecuencia de las decisiones tomadas por las partes interesadas de OiRA, no se generan estadísticas relativas al contenido de las herramientas (la información facilitada por los usuarios finales). Las estadísticas de OiRA se centran en cuestiones más generales, como el número de cuentas de OiRA creadas, el número de evaluaciones de riesgos efectuadas o el número de planes de acción realizados. Esta información que se recopila de los usuarios finales permite mejorar las herramientas OiRA con el paso del tiempo (por lo que respecta a su usabilidad, sencillez, etc.), así como valorar si las herramientas se utilizan o no y si llegan a sus destinatarios: las microempresas y pequeñas empresas.

Obstáculos para OiRA

  • Falta de sensibilización sobre cuestiones de SST entre las MyPE

Las razones principales que alegan las organizaciones que no realizan evaluaciones de riesgos periódicas son que los riesgos y los peligros ya se conocen (83 % de los centros de trabajo) y que no hay problemas importantes (80 %) (datos extraídos de ESENER-2, segunda Encuesta europea de empresas sobre riesgos nuevos y emergentes, realizada por la EU-OSHA). Estos resultados representan solo el 24 % de los centros de trabajo encuestados, pero plantean la cuestión de si estos centros, en particular los más pequeños, tienen en realidad menos problemas o si, sencillamente, son menos conscientes de los riesgos en el lugar de trabajo.

  • La prevención de riesgos no es el objetivo o la preocupación principal para las MyPE

Habida cuenta de los recursos limitados de los que disponen las MyPE, así como las preocupaciones de sus propietarios por la supervivencia económica de sus negocios, la SST no figura entre las prioridades para muchas de estas empresas. Los obstáculos para una buena gestión de la SST incluyen:

    • la débil posición económica de muchas MyPE y los bajos niveles de inversión que pueden permitirse en infraestructura de SST

    • los limitados conocimientos, sensibilización y competencias de sus propietarios-gerentes en lo referente a SST y a los requisitos regulatorios asociados

    • la capacidad limitada de muchas MyPE para gestionar sus asuntos de forma sistemática (en general)

    • la dificultad de llegar a las MyPE (primer paso) y convencerlas o alentarlas a que adopten las medidas necesarias para gestionar la SST de un modo más sistemático y estructurado (segundo paso).