You are here
OSH_006234.jpg

Funciones y Responsabilidades

La seguridad y salud de los trabajadores se garantiza en Europa mediante un enfoque basado en la gestión y evaluación de riesgos. Con el fin de efectuar una evaluación eficaz de riesgos en el lugar de trabajo, todas las partes que participan en ella deben entender claramente el contexto jurídico, los conceptos, el proceso de evaluación de riesgos y el papel que deberán desempeñar los principales agentes que participen en el proceso.

Funciones y responsabilidades de los trabajadores

Es importante procurar la participación de los trabajadores en la evaluación de riesgos. Ellos conocen los problemas y los pormenores de lo que ocurre cuando realizan sus tareas y actividades, por lo que debe procurarse su participación en la evaluación. Su conocimiento práctico y competencia son necesarios para la creación de medidas preventivas viables.

La participación de los trabajadores no es solo un derecho, es fundamental para lograr que la gestión de la salud y la seguridad laborales de la empresa sea eficaz y eficiente.

Los trabajadores y/o sus representantes tienen el derecho/deber de:

  • ser consultados sobre lo dispuesto para organizar la evaluación de riesgos y para nombrar a los encargados de la misma;

  • participar en la evaluación de riesgos;

  • alertar a sus supervisores o al empresario de posibles riesgos;

  • comunicar los cambios que se produzcan en el lugar de trabajo;

  • recibir información sobre los riesgos existentes para su seguridad y salud, así como sobre las medidas necesarias para eliminar o reducir dichos riesgos;

  • participar en el proceso de decisión de las medidas de prevención y protección que se van a adoptar;

  • solicitar a la empresa que adopte las medidas oportunas y presentar propuestas para reducir los riesgos o eliminarlos en su origen;

  • colaborar para que el empresario pueda garantizar un entorno de trabajo seguro;

  • recibir formación/instrucciones sobre las medidas que se van a adoptar;

  • proteger en lo posible la seguridad y la salud de los trabajadores y de aquellas personas afectadas por sus actos, de acuerdo con la formación y las instrucciones proporcionadas por el empresario.

Además, es importante que los representantes de los trabajadores reciban formación para comprender la evaluación de riesgos y el papel que desempeñan en ella.

Funciones y responsabilidades de los empresarios

Los empresarios deben planificar cuidadosamente lo que van a hacer para cumplir con sus obligaciones de evaluar los riesgos y adoptar las medidas necesarias para proteger la seguridad y la salud de los trabajadores. Se recomienda seguir un plan de acción para eliminar y controlar los riesgos.

El plan de acción debe incluir las siguientes tareas:

  • encargar, organizar y coordinar la evaluación;

  • designar a las personas que deban llevar a cabo la evaluación y garantizar que sean competentes;

    • las personas que pueden llevar a cabo la evaluación de riesgos pueden ser: los propios empresarios, trabajadores de la empresa o servicios externos según las diferentes modalidades para el desarrollo de las actividades preventivas que prevea la legislación específica de su país.

    • las personas serán competentes si poseen la formación necesaria (consulte la legislación especifica en materia de evaluación de riesgos de su país).

  • consultar a los representantes de los trabajadores a la hora de designar a las personas que llevarán a cabo las evaluaciones;

  • proporcionar información, asistencia y recursos necesarios a las personas que realicen la evaluación de riesgos;

  • garantizar la coordinación adecuada entre los diferentes técnicos (en su caso);

  • procurar la participación de la dirección y de la plantilla;

  • planificar las medidas de seguimiento y revisión de la evaluación de riesgos;

  • garantizar que las medidas de prevención y protección tienen en cuenta los resultados de la evaluación;

  • garantizar que la evaluación de riesgos esté documentada;

  • hacer un seguimiento de las medidas de protección y de prevención para garantizar que mantienen su eficacia;

  • informar a los trabajadores y/o sus representantes de los resultados de la evaluación y las medidas adoptadas (y facilitarles los informes).

Consejos para las personas que lleven a cabo la evaluación de riesgos

Las personas que lleven a cabo evaluaciones de riesgos en el trabajo deben poseer conocimientos y/o información sobre:

  • los peligros y los riesgos de los que se tiene conocimiento y cómo se originan;

  • los materiales, el equipo y la tecnología utilizados en el trabajo;

  • los procesos de trabajo y su organización y cómo interactúan los trabajadores con los materiales utilizados;

  • el tipo, la probabilidad, la frecuencia y la duración de la exposición a los peligros. En algunos casos, esto conllevaría la aplicación de técnicas de medición modernas y validadas;

  • la relación entre la exposición a un peligro y su efecto;

  • los estándares y los requisitos legales relativos a los riesgos existentes en el lugar de trabajo;

  • lo que se consideran buenas prácticas en los ámbitos para los que no existen estándares legales específicos.

Los empresarios deben garantizar que las personas que llevan a cabo la evaluación de riesgos, hablen con los trabajadores u otras personas como, por ejemplo, personal contratado para realizar el trabajo.

En los casos en los que haya trabajadores de empresas diferentes trabajando en un mismo lugar, los técnicos deberán ofrecer información sobre los riesgos y las medidas de salud y seguridad adoptadas para abordar dichos riesgos. Corresponde a los empresarios realizar la correspondiente coordinación de actividades.